Katia Riquelme

Katia Riquelme nace en Viña del Mar, ciudad costera bañada por el océano Pacifico en Chile. Inspirada en el vasto horizonte y calidas dunas de su ciudad natal, sale a recorrer su país y otros vecinos, esta visión del continente sudamericano le da una sólida estampa latina y fuerza para emprender pasos futuros que marcarán la creación de su propia música. Música que contiene una fascinación por la vida, los viajes y las artes: especialmente la pintura y el cine, ambas carreras paralelas de la cantante. Sus letras son pequeños y variados guiones: una historia loca de amor "on the road" entre Texas y Arizona que previamente a pintado en una pintura llena de colores. Esta integración de lo visual a lo musical le da un sello particular a sus 14 canciones que capturan movimiento y escenas , como el lente de una cámara, del simple instante por el cual nos transportamos, un pedazo de vida. A partir de ellos Katia construye sus temas recolectado sonidos e impresiones de vivir y andar en buses, trenes, aviones y barcos por distintos países del mundo. Las historias contadas y cantadas, por una voz aterciopelada, escritas en español e ingles van al ritmo de una energía cosmopolita que nos mueve positivamente hacia adelante. Su creación musical es espontánea haciendo melodías, a veces, con distintos compositores o músicos, otras "a capella" que canaliza directamente en su mente, sin necesidad de instrumentos o con la ayuda de un piano o guitarra que mas tarde completa en colaboración con músicos y productores. El mensaje es universal "you better keep on moving" (debes seguir avanzando) frase con que inicia el primer tema del disco del mismo nombre "Living In A Car ": "Viviendo en tu automóvil". Las horas y acciones que suceden en el espacio intimo del auto y el viaje interno que llevamos en el, son también parte de este álbum: una bitácora musical con notas escritas y dibujos que han capturando y recolectado los sonidos de tiempos vividos por Katia , entre el mar y la cordillera en Chile , la sofisticada y un tanto electrónica ciudad de Estocolmo en Suecia , la mítica California y el mágico mosaico de la ciudad de Los Ángeles. Una producción que se fue haciendo al andar creando una mezcla que deriva en un sonido de "traveling music", misterioso, a veces sensual otras nostálgica donde Katia Riquelme logra un acercamiento único al rock /pop de la música latina.